Materiales Biodegradables

Los materiales biodegradables son aquellos que en su mayor parte tienen un origen natural, suelen ser ‘orgánicos’ o fabricados a base de productos orgánicos, y por lo tanto se degradan/ o reciclan sin necesidad de procesos humanos. El calor del sol, la lluvia,  los hongos, el viento, la humedad y las bacterias pueden con ellos y los descomponen de forma natural.

 

El proceso de descomposición de un residuo biodegradable cumple una función importante en la naturaleza, es parte del ciclo de la vida. Cuando la materia orgánica se descompone devuelve energía y materiales a la naturaleza para generar más energía y materiales orgánicos. De esta forma, estos residuos pueden servir por ejemplo como abono para que crezcan nuevos árboles, o como alimento para insectos u otros animales.

 

Un material biodegradable no tiene ingredientes sintéticos (como pasa con los plásticos o las latas de refrescos). Los ingredientes son orgánicos y, por lo tanto, «lo que la naturaleza crea, también lo destruye». Pero, los materiales que han sido creados por el hombre, como por ejemplo el plástico, no pueden ser destruidos por la naturaleza o bien, esta puede tardar cientos de años en degradarlos. Las bolsas  de plástico, por ejemplo, pueden llevar entre 100 a 200 años para degradarse; las latas de aluminio pueden tardar más de 450 años; los pañales desechables varían entre los 5 y los 120 años, dependiendo de sus materiales; y, las botellas de vidrio más de 4000 años.

 

Afortunadamente para nosotros y para la naturaleza, ya se están haciendo plásticos reciclables o bio-plásticos. Estos se fabrican a través de pasta de maíz o de patata y  son las bolsas que ahora pagamos en los supermercados. A diferencia de las bolsas de hace unos años, que eran de plástico no reciclable, estas se degradan más fácilmente y se pueden usar durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *